Nuestros talleres constan de tres máquinas especializadas para ello, con distintos anchos de piedra que alcanzaría un máximo de 100 cm de diámetro a 2000 cm de largo.

Se utiliza para el rectificado de superficies planas, tanto para el motor como para la industria. Solemos rectificar el plano en las culatas que sufren un exceso de temperatura.

Con esto conseguiremos un perfecto acople con el plano del bloque del motor.

El acabado de la superficie de la culata y su planitud son de gran importancia para el posterior funcionamiento de la misma.Controlamos la rugosidad superficial para garantizar su correcto funcionamiento.

Todas las medidas modificadas en el propio proceso de rectificado, son compensadas para no alterar el normal funcionamiento de cada tipo de motor. En todos los casos contamos primeramente con las especificaciones de los fabricantes originales.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted