En nuestras instalaciones disponemos de tres máquinas detectoras de grietas, con diferentes medidas para poder comprobar todas las marcas, industrial, obras p0blicas y automoción.

Consiste en detectar si existe rotura en algún conducto interior. En esta operación, la culata es sometida a alta temperatura, por inmersión en agua de 70 a 90 grados, y en tal estado, se le aplica aire por sus conductos intemos a una presión de 2 a 16 bares aproximadamente, localizándose, en caso de burbuja de aire aI exterior, la rotura.

Tambien podemos comprobar fugas de aceite y gasoil en el interior de cualquier cuerpo (cuerpo de motor, bombas inyectoras, enfriadores de aceite, etc.).


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted